Tendencia a acné

El exceso de grasa puede obstruir los poros y crear pequeñas imperfecciones en la piel como el acné, espinillas o quistes

CUÍDALA CON ESTOS PRODUCTOS

Cuidados:
Usar productos que purifiquen la piel y controlen la grasa, exfoliar y no dejar de lado la hidratación con productos ligeros y de fácil absorción. En caso de que estas imperfecciones causen manchas en la piel, es necesario el uso de despigmentantes y protector solar a diario para evitar la hiperpigmentación.

ENVEJECIMIENTO PREMATURO

La exposición continua a factores externos como el sol o la contaminación y la perdida de hidratación o la menor producción de grasa de la piel hacen que la piel pierda elasticidad, se seque, el tono se vuelva irregular y además aparezcan arrugas.

Cuidados
Usar productos que la hidraten y humecten profundamente, usar ingredientes antioxidantes y que potencien la producción de colágeno, además ayuden a la regeneración celular.

HIPERPIGMENTACIÓN

La exposición continua a factores externos como el sol o la contaminación, factores hormonales o el acné pueden causar manchas o un tono irregular en la piel.

CUÍDALA CON ESTOS PRODUCTOS

Cuidados:
Usar ingredientes que actúen disminuyendo la producción de melanina de las zonas hiperpigmentadas, aplicar tratamientos iluminadores de la piel que mejoren el tono uniforme y el uso de protector solar para prevenir que se pigmenten aún más estas zonas o que se pigmenten nuevas manchas.

Piel sensible

Presenta inflamación, enrojecimiento, picor y en algunos casos descamación. Se da
porque reacciona a factores ambientales, algún alimento o algunos ingredientes agresivos
pueden aumentar la sensibilización de la piel.


Cuidados:
Usar ingredientes antiinflamatorios y calmantes de la piel.

ROSÁCEA


Son rojeces o manchitas rojas persistentes o temporales. Estas pueden ser causadas por temperaturas extremas como el frio o el calor, algún tipo de alimentos o reacciones de la piel a factores externos.


Cuidados:
Usar ingredientes antiinflamatorios y calmantes de la piel.